Semana del cine 2021: Petite maman, de Céline Sciamma, entra a la programación.

Petite maman» (2021): volver y la pantera negra | Crítica - La Ciclotimia
Petite maman

Petite maman, de Céline Sciamma, la realizadora de Retrato de la mujer en llamas, se une a las películas de la Muestra Internacional de la Semana del Cine 2021.

Publico el comentario que escribí al verla en la Berlinale de este año:

En “Petite maman”, de Céline Sciamma, la nitidez de las imágenes, el tratamiento despojado de efectos, la banda sonora sensible a los ruidos del campo y de la lluvia al caer sobre las hojas secas, la atmósfera otoñal y el protagonismo de una pequeña de ocho años que acompaña el luto de su madre, nos conducen, de modo progresivo y natural, sin quiebres ni torsiones temporales, a un espacio de transición, ente el pasado y el futuro.

“Petite maman” nos ubica en el umbral. El del crecimiento de la niña, que viene de asistir a la muerte de la abuela, pero también el del conocimiento del pasado de su madre. Nelly no pasa al otro lado del espejo, como Alicia. Por el contrario, se mantiene en un mundo intermedio hecho de juegos e intercambios con otra pequeña, llamada Marion, a la que encuentra en el bosque vecino a la casa donde vivió la abuela. Las amigas se juntan y comparten juegos y fantasías, pero también establecen papeles y se lanzan a actuar.

Se asignan identidades, aprenden a reconocerse en las experiencias de la otra, desempeñan roles de género asimilados en su educación; mientras una viaja al pasado, la otra vislumbra el futuro. Nelly penetra en el secreto familiar, reconoce los miedos nocturnos de la madre, mientras que Marion la invita a una casa cuyos pasillos y estancias son casi intercambiables con la de la abuela fallecida.

Sciamma  nos desliza hacia un tiempo y un espacio que es reconocible e indeterminado a la vez. Intuimos lo que ocurre por indicios, pequeños datos, signos que se descubren. Lo inquietante, propio del más auténtico clima fantástico, se asoma en el juego de reflejos, correspondencias e identificaciones entre las dos niñas.

Los ecos de varias películas se asoman aquí: desde “Ponette” hasta “El otro”, desde “Cría cuervos” hasta “El espíritu de la colmena”. Los secretos y complicidades de las pequeñas protagonistas son incomparables y de una complejidad formidable.  Es la mejor película que he visto de Sciamma.  

Ricardo Bedoya

Declaración: soy director artístico de la Semana del Cine.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*
*
Website