Festival de cine de Lima 2016: La fille inconnue

“La fille inconue”, última película de los hermanos Jean-Pierre y Luc Dardenne, se distingue del resto de su filmografía. Tal vez porque la trama no liga a los personajes con acciones destinadas a obtener resultados inmediatos y utilitarios, como mantener un puesto de trabajo o delinquir como recurso de supervivencia. Aquí, los asuntos de la culpa y la redención son centrales. Sentimientos abstractos que están impulsan el filme, emparientándolo con “El hijo”, acaso la mejor película de los cineastas belgas.

 Jenny, una doctora en medicina que trabaja para el servicio social belga, vive la culpa a flor de piel. Siente no haber dado cobijo a una mujer que tocó su puerta, apareciendo muerta al día siguiente frente a su consultorio. Para mitigar el malestar que la invade, decide investigar la identidad de la mujer, una NN. Una foto la descubre como inmigrante africana.

 La investigación de la doctora se alterna con su labor cotidiana, visitando las casas de sus pacientes, todos pertenecientes a un barrio de la clase trabajadora de la sociedad belga, posibles testigos de los actos de la mujer fallecida. La cámara de los Dardenne, siempre al hombro, deja esta vez los travelling prolongados de seguimiento; muestra las situaciones con encuadres más estables. El afán por descubrir la verdad expone a la doctora a un panorama inquietante: todos parecen saber algo más de lo que dicen sobre la NN. Los planos secuencias generan una tensa calma, como si lo más importante de la acción no estuviese en la atención de la doctora hacia sus pacientes, sino en aquello que esconden esas personas y en lo que revelan sus silencios.

 Como en el cine de Michael Haneke (otro gran observador de las disfuncionalidades de la Europa de hoy), una culpa compartida se extiende entre todos los personajes. Culpa latente que genera un malestar que flota en el aire. Se percibe en los gestos graves y cuerpos tensos de los actores (Adéle Haenel está notable como Jenny) y determina el modo de la comunicación entre los personajes.

 La pesquisa de la doctora penetra en la conciencia de esos ciudadanos de la tranquila localidad europea para enfrentarlos con aquello que miran de costado, ocultan y callan: su trato cotidiano con los inmigrantes. Los Dardenne descubren ese fondo denso, opaco, de desdén, desconfianza y culpa que contamina hasta el trato más franco, fundamental y amable, como el que debe existir entre una doctora y sus pacientes.

Es cierto que el filme por momentos se excede en explicaciones: la relación entre Jenny y su joven practicante, que recalca la importancia de la labor de los médicos (confidentes, investigadores y sacrificados al mismo tiempo), podría perfectamente salir del metraje sin que nada varíe.

Los Dardenne exploran en “La fille inconnue” un territorio aún más oscuro que el de sus anteriores películas. Quizá el resultado sea menos logrado, pero no por ello menos apasionante.

 

Rodrigo Bedoya

One thought on “Festival de cine de Lima 2016: La fille inconnue

  1. La película se va acomodando a medida que pasan los minutos hasta que logra convencernos plenamente. Los Dardenne imponen su ritmo y sobre todo a la actriz, que tanto buscaron, quien les responde con creces. Felizmente los hermanos, tan conocedores de cine, evitaron que el personaje haga un recorrido trillado y, por ejemplo, se adentre físicamente en el mundo de los inmigrantes. En cambio, todo les sale sutil pero contundente llegando a una escena final de antología fílmica.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*
*
Website