Lima independiente: La leyenda de Kaspar Hauser

Si la extravagancia fuera un valor, “La leyenda de Kaspar Hauser” sería excepcional. Si la complacencia en las propias (y dudosas) gracias y disfuerzos fuera un mérito, esta película de Davide Manuli sería muy meritoria. Pero como la autocomplacencia y las ganas de exhibir  originalidad a toda costa resultan cargosas y previsibles, esta película es un plomo reaccionario con ínfulas vanguardistas.

No hay una sola idea de cine en este registro plano y frontal de personajes en trance tetánico que balbucean incoherencias. Alguien ha dicho que es una película surrealista. ¿Por dónde? El surrealismo es provocador y revulsivo. Esto es blando, anecdótico y complaciente. Ni la lograda fotografía en blanco y negro, ni la fuerza de la música electrónica, ni la limitada gracia de ver bailar a los actores –bailes mostrados de cualquier manera-, logran salvar del cero absoluto a este mamarracho que parece inspirado en un aguado Jodorowsky puesto en escenarios neorrealistas (¡uf!)

Ricardo Bedoya

 

One thought on “Lima independiente: La leyenda de Kaspar Hauser

  1. Hola Ricardo: de acuerdo que esta película no tiene nada de surreal, pero sí rehuyo de llamarla un mamarracho así a secas. Es decir, no es una película que busca ser seria, ni menos ser una evocación a ¿Fando y Lis? Mas bien creo que Manuli coloca a una actriz andrógina para convertirla en un Kaspar Hauser imposible, un alienado extranjero que solo puede comunicarse por el ritmo trivial del electro dance que le enseña un sheriff perdido en un lugar donde nadie lo necesita. No creo que Manuli tenga en esta película ínfulas vanguardistas porque en sus anteriores trabajos igual se ríe de un grueso de códigos de ese tipo. El baile final es eso, todos bailando sin mucho qué hacer, no hay Kaspar Hauser qué educar más.

Añdir un comentario a Mónica Delgado Cancelar respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*
*
Website