Festival Transcinema: las que no se pueden perder

 

 

 

El jueves 23 arranca la edición 2014 del Festival Transcinema. No se han anunciado aún todos los títulos, pero hay algunos que no se pueden perder.

 

Las indispensables

 

- “Es duro ser Dios” (fotos de arriba), la película póstuma de Alexei Guerman, es de las que no se pueden perder. Una insólita mezcla de filme de ciencia-ficción y fresco histórico. Es un retrato abigarrado, intenso, duro, hermético, de un barroquismo exacerbado. Pero es también un espectáculo virtuoso y exigente. Solo se pasa una vez. Debería repetirse.

 

- “La princesa de Francia”, del argentino Matías Piñeyro, es una original variación de los encuentros azarosos y los desencuentros de los personajes de las películas de Rohmer. Filmada con talento y encanto, es una de las mejores películas latinoamericanas del año.

 

-El escarabajo de oro, de Alejo Moquillansky, es otra buena película argentina. Original y divertida  sátira del cine dentro del cine, con aventuras en busca del tesoro perdido y otras extravagancias que parecen parodiar a las “Historias extraordinarias” de Mariano Llinás.

 

-”Hasta que la locura nos separe”, del chino Wang Bing, uno de los documentalistas clave en el cine de hoy.

 

-”Maidan”, de Sergei Loznitsa, que, lástima, solo se pasa en la función inaugural.

 

-”Jauja”, de Lisandro Alonso, que se podrá volver a ver, luego de su pase por el Festival de Lima.

 

-”From What Is Before”, de Lav Diaz, el realizador de “Norte”, la gran película que vimos en Lima independiente.

 

Las que prometen

-”Favula”, del argentino Raúl Perrone

 

-”15 días en la playa”, de Flavia de la Fuente.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*
*
Website